domingo, 16 de septiembre de 2012

Fab 8 NZ (II): Fab Ecosystem


Continuando con la entrada anterior sobre Fab8, la reunión anual de Fab Labs realizada el mes de agosto pasado en Nueva Zelanda, es el turno ahora de resumir la intervención final de Neil Gershenfeld con sus reflexiones sobre el “Ecosistema Fab”. Se puede encontrar la intervención en video bajo demanda aquí (en inglés).

Estas son reflexiones que Neil realizan al final de cada Fab* en la que plantea grandes ideas de las cuales aproximadamente un 25 % acaban cuajando, lo que considera un porcentaje adecuado teniendo en cuenta que la Fab Lab Network es una organización abierta.

En su opinión para que una idea cuaje es necesario que se den dos factores. Por un lado “ownership”, es decir que alguien desarrolle un sentido de propiedad sobre la idea, que la haga suya. Y por otro lado es necesario que exista “engament”, es decir compromiso por parte de una masa crítica de personas en la Red.

Formato Fab*

En Fab8NZ se han introducido algunas novedades en cuanto al formato de celebración de la reunión, entre las que cabe destacar el que exista un fin de semana en el medio y por otro lado la estructura de los talleres de la tarde que permite que los asistentes puedan compatibilizar intereses en operaciones, investigación, educación etc.

La evaluación que se hace del formato es positiva y se pretende dar continuidad al mismo en Fab 9 Japón.

Fab Lab 2.0

Técnicamente queremos hacer labs que hagan labs, es decir, que los fab labs fabriquen las máquinas de nuevos fab labs. En realidad, se pretende hacer obsoleto al propio fab lab.

Powers of Ten.

Esta fue una de las ideas de Lima que aun no ha cuajado (aunque hay progresos). Se trata de desarrollar Faba Labs cada vez mas y mas pequeños:

·         1.000K En el CBA hay un Fab Lab de un orden de magnitud de millones de dólares dotado de los recursos necesarios para hacer cosas como ensamblaje en nanoescala.

·         100K es lo que puede costar un Fab Lab estándar, que tiene la capacidad de fabricar máquinas

·         10K, a esta escala es posible dotarse de máquinas para hacer cosas

·         1K, para hacer unas pocas (y pequeñas) cosas

·         0,1K para hacer cosas muy simples

MachinesThatMake

Un proyecto de investigación del CBA es, precisamente, el diseño y fabricación de maquinas (para fabricación digital) que pueden ser fabricadas en un Fab Lab. Aquí está el enlace a la página del proyecto.

Actualmente ya se dispone de varias máquinas que funcionan incluso mejor que los modelos comerciales, pero que tienen dos problemas:

·         Los diseños se actualizan constantemente

·         No hay cadena de suministro (solo se han hecho prototipos)

Se está hablando con fabricantes para que desarrollen modelos comerciales de algunas de dichas máquinas, aunque su diseño siempre estará disponible para uso personal.

Neil lanza el reto de que alguien asuma propiedad sobre alguno de los modelos y sea capaz de realizar un desarrollo estático que pueda ser fabricado por la red. Y añade que sería un bonito reto para alcanzar en Japón. La hoja de ruta que propone es primero la Modela, impresora 3D, cortadora de vinilo, Cortadora laser y fresadora.

Software

Otro de sus proyectos que está progresando muy bien es el desarrollo de software para usuarios de fab labs, de forma que puedan diseñar y controlar cualquier tipo de máquina, los famosos “fab modules” con los que se han peleado los alumnos del Fab Academy. Aquí está el enlace a la página del proyecto.

Procesos

Cada Fab Lab debe dominar los procesos de la fabricación digital para ser capaz de fabricar sistemas totalmente funcionales, es decir:

·         Diseño asistido por ordenador

·         Corte controlado por ordenador

·         Diseño y fabricación de electrónica

·         Mecanizado controlado por ordenador

·         Moldes, fundición y composites

·         Impresión 3D

·         Dispositivos de entrada y salida de datos

·         Programaciión de interfaces y dispositivos

·         Diseño mecánico

·         Redes y comunicaciones

·         Diseño de máquinas

El Fab Academy está siendo una buena manera de difundir las mejores prácticas por la red, aunque hay aún una débil utilización de composites y resinas.

En el CBA se está investigando sobre el ensamblaje discreto de materiales, que es un proceso alternativo a cortar y soldar que no produce basura porque todo el material puede reutilizarse. Todavía está en fase de investigación pero se espera que en uno o dos años pueda a empezar a ser competitivo con la fabricación aditiva.

Por otro lado hay bastantes personas en el mundo tratado de poner en marcha DIY Biolabs. Esto es algo que puede hacerse en un Fab Lab y Neil nos deja el reto puesto.

Grandes proyectos

Cada Fab Lab tiene sus propios proyectos. Empieza a haber super-proyectos en los colaboran varios Fab Labs pero, a juicio de Neil, no son suficientes. Cita varios ejemplos:

·         FabFi, diseñado en el MIT, prototipado en un Fab Lab de Boston, probado en campo en Noruega, desplegado en Sudáfrica, Kenia y Afganistán. El objetivo del proyecto es desarrollar toda la infraestructura de acceso a internet, desde antenas, radios, terminales, … cablear el país entero por la propia gente.

·         UAV, aviones no tripulados que puedan hacerse en un fab lab

·         FabHouse, que es un proyecto prometedor, pero no un super-proyecto

Neil nos traslada su interés en que se desarrollen super-proyectos que aprovechen plenamente el hecho de ser una red, para lo que estará contento de ayudar.

.edu

Neil comienza por aclarar que rl programa Fab Academy no es un concepto trivial. No es aprendizaje a distancia (e-learning), es un modelo de educación esencialmente distribuido en el que estudiantes y sus compañeros en grupo y, además, en red, con el apoyo de mentores locales y gurús que propagan las mejores prácticas a través de la red, tienen acceso a clases y contenido formativo en internet.

Cuando se lanzó el Fab Academy se trató de conseguir una acreditación, pero al dirigirse a los organismos correspondientes se encontraron con que las acreditaciones se dan a un centro ubicado en un lugar concreto y no para “el planeta tierra”. No obstante les animaron a generar su propia acreditación hasta que llegue el momento en que, eventualmente, podrá acreditarse oficialmente.

De esa manera surgió el Diploma del Fab Academy que se consigue cuando el alumno demuestra haber adquirido ciertas habilidades que son supervisadas cuidadosamente por el claustro, donde hay trazabilidad y los alumnos documentan lo que hacen.

La evaluación que hace Neil del programa en el que se mezcla la acreditación de habilidades y el portfolio de trabajos del alumno es que funciona. Que tiene una retroalimentación positiva de empleadores, que normalmente se encuentran con que los candidatos con título no pueden hacer cosas. Que hay empresas de capital riesgo interesadas en invertir y Escuelas interesadas en colaborar.

Mirando hacia el futuro el reto que tiene el Fab Academy es ser capaces de gestionar el crecimiento exponencial del programa, no tanto por la complejidad técnica sino por la humana.

Hasta ahora solamente hay un curso “Principios, aplicaciones e implicaciones de la fabricación digital” y existen varias propuestas de que, desde el Fab Academy, se impartan otros cursos. Por ejemplo se ha propuesto lanzar un curso para Fab Lab Managers. Sin embargo Neil solo es partidario de incorporar nuevos cursos cuando estos superen un determinado nivel de relevancia académica para no devaluar el Fab Academy como marca. No obstante está en la hoja de ruta incorporar nuevos cursos siempre que cumplan con ese requisito.

Neil está muy comprometido en convertir a Fab Academy en una Universidad con títulos avanzados en un plazo de unos cinco años.

.org

Se intentó crear una fundación a nivel mundial pero no funcionó. En cambio parece que si pueden acabar funcionando las fundaciones o asociaciones a nivel regional, como por ejemplo la de Holanda. Establecer una fundación puede ser de gran ayuda para gestionar la cadena de suministro y facilitar el desarrollo de nuevos Fab Labs en la región.

.com

Neil cree que hay una gran oportunidad en el aprovechamiento comercial de la red, de manera que lo que se diseñe en un punto de la red pueda enviarse en forma de datos y producirse en otro sitio, llegando al mercado produciendo bajo demanda.

La idea sería desarrollar una plataforma para comprar y vender en la que se produzca localmente. Es similar al modelo de Ponoko, aunque ellos solamente han conseguido una capilaridad a nivel intermedio/regional y no local, que seria nuestro objetivo.

 

 

Y hasta aquí mi particular resumen de lo mas destacado de la intervención de Neil Gershenfeld. Mis disculpas por cualquier inexactitud o error en mi interpretación. Aún tengo alguna otra entrada pendiente sobre Nueva Zelanda así que, ¡manteneos a la escucha!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tus comentarios!